Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Autor |_ - Blog Banner
Paúl Miguel Ortega González - Bora Bora un paraíso francés en el océano Pacífico. - thumb2-bora-bora-french-polynesia-pacific-ocean-hotels-rest.jpg.png

Bora Bora un paraíso francés en el océano Pacífico.

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Nov 13, 2019

     Un paraíso natural en la recóndita Polinesia Francesa. Este hermoso lugar reserva lagunas turquesas, arenas blancas acompañado de suaves y profundos atardeceres anaranjados que preparan el escenario para el romance. Y es que cuando se habla de lugares lindos y paradisíacos se habla de Bora Bora. Bora Bora en primera instancia subsiste casi en su totalidad del turismo, ya que es un lugar pequeño, que tiene un territorio poco más de 29 Km² ademas cuenta con muchas especies de tiburones y mantas en su arrecife y ello hace que el buceo sea uno de los principales atractivos de los turistas.

     Tahití es la isla principal por ser la entrada para los visitantes que llegan por aire, es el punto de conexión con las demás islas. Vaitape, resulta ser la única ciudad de Bora Bora se ubicó en el lado occidental de la isla principal y la manera de llegar es en barco desde los centros turísticos ubicados en motus privados. La calle principal ofrece una variedad de tiendas, tanto como boutiques, cafés, bancos mercantiles, centros de información al visitante y otros establecimientos. En cuanto al idioma para comunicarnos en este paraíso generalmente la mayoría de las personas en Bora Bora habla un poco el inglés. Se ubica al noroeste de Tahití, a unos 260 kilómetros de Papeete. El archipiélago de la Sociedad solo mide 8 km de norte a sur y 5km de este a oeste, su superficie total, incluyendo los islotes, es menos a los 30 km2; de los cuales 29,3 km2 corresponden a la isla central de Bora Bora, que es un volcán extinto, rodeado de una laguna separada del mar por un arrecife. Su punto más alto es de 727 metros en el monte que lleva por nombre Otemanu. En Lagoonarium puedes ver cómo se alimentan los tiburones y nadar con las tortugas.


     Cabe destacar que se puede considerar esta isla como un destino de lujo, ya que el costo para pasar un tiempo de estancia turística es bastante elevado, del mismo modo esto atrae un turismo de categoría superior. Para muchos es considerado “el viaje de su vida”, para lo que han ahorrado por algún acontecimiento especial.

0 comentarios