Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Autor |_ - Blog Banner
Paúl Miguel Ortega González - 6 maneras de disfrutar del turismo deportivo - 1563369490_509817_1563371195_noticia_normal.jpg

6 maneras de disfrutar del turismo deportivo

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en May 31, 2021

    El turismo deportivo está de moda y se ha convertido en una gran oportunidad de negocio para el sector. Entendemos que los turistas tienen motivación deportiva cuando practican actividades deportivas en ambientes naturales o la visita a un país o una ciudad para asistir a un evento o competición deportiva. Esta definición incluiría algunas ramas del turismo de aventura y outdoor que comporta cierto nivel de riesgo controlado como, por ejemplo, el cicloturismo.

   No debemos olvidar que como es una actividad turística, existe una contratación de servicios, ya sea una agencia de viajes, un guía, etc. Esto es lo que diferencia el turismo deportivo del deporte en sí o de aventura. La relación económica entre los participantes/clientes con un prestador de servicios, convierte la acción en turismo, en la mayoría de los casos todo vinculado con el medio natural de destino, al aire libre.

   El incremento del tiempo libre está directamente vinculado con el auge de las actividades recreativas y deportivas al aire libre. Esta razón principal se ve acompañada de la “necesidad” que tenemos, cada vez más, de escapar a sitios abiertos y no contaminados y la búsqueda de adrenalina y experiencias nuevas.

   Siendo un término inventado en los años 90, el turismo deportivo, se está consolidando como una importante fuente de ingresos para las empresas del sector y muchas zonas que se veían reprimidas en el sentido turístico, han podido aprovechar la oportunidad para crecer y enriquecerse.

Hay diferentes formas de practicar esta tipología de turismo basada en actividades deportivas como:

1. Correr o practicar running

   Cada vez hay más gente que decide correr la maratón o la media fuera de su ciudad de residencia. Siendo la más solicitada, Nueva York cada año agota sus inscripciones. Del mismo modo que en París, Tokio, Berlín o Boston. Y, si no es para asistir a un evento o competición, son muchos los que deciden descubrir nuevas ciudades corriendo, no por tener prisas sino para conocer los principales atractivos turísticos a través del running. 

2. Realizar montañismo y senderismo

   Las rutas de senderismo ayudan a potenciar los comercios de las zonas de alrededor. El Camino de Santiago es una de las rutas más populares a nivel español y se puede en bicicleta a pie o a caballo. Si vemos las posibilidades más aventureras, el Nepal vive del turismo deportivo porque todas las familias de los sherpas dependen de los alpinistas decididos a escalar el Everest y los que quieren visitar la zona. Los destinos para los deportistas que les gusta el montañismo tienen miles de destinos a su disposición y, en temporada, el esquí y el snowboard también se convierten en grandes piezas del turismo deportivo.

3. Ciclismo aficionado o de alto nivel

   A parte de los deportes de “riesgo” como el paracaidismo, el ciclismo es un deporte que te permite tener la posibilidad de disfrutar del paisaje mientras haces deporte. Además, el Tour de Francia se ha convertido en una religión para los fans del ciclismo, dando la oportunidad de aprovechar para abrir etapas del recorrido para cicloturistas durante el año y, como no, miles se desplazan durante las fechas del tour para ver a sus ciclistas favoritos en acción.

4. El surf y otros deportes acuáticos

   El turismo de olas se ha unido a la elevada tendencia que hay actualmente de practicar surf. En España, el modelo turístico del Surf en Ribamontán al Mar está siendo objeto de estudio a nivel internacional. La tradición del surf en España o en Australia, por ejemplo, pone los pueblos y ciudades costeras de estos países en el punto de mira de muchos viajeros que desean viajar para surfear. Además, las competiciones más importantes del deporte también acostumbran a mover centenares o miles de personas que van de público a las playas.

5. La emoción del fútbol

   Viajar para ver a nuestros deportistas favoritos cada vez es más popular y sin duda el deporte que mueve la legión más numerosa es el fútbol (al menos, en Europa). Las ligas extranjeras como la Premier League inglesa mueven multitudes y, la final de la Copa del Rey acostumbra a desplazar unos 20.000 aficionados de cada equipo a la ciudad anfitriona.

   En muchos casos puede que por fechas o por los elevados precios de las entradas, muchos se queden sin poder disfrutar del partido en la grada, pero los museos de los equipos más famosos de fútbol del país, como el FC Barcelona o el Tour del Bernabéu del Real Madrid, están dentro de los cinco museos más visitados en España, comportando unos ingresos millonarios.

6. Adrenalina sobre el asfalto: carreras de coches y de motos

   Ya sea la F1, como el motociclismo, son de los eventos deportivos más populares, pero también de los más caros. La pasión del motor es de aquellas que se sienten en el ambiente durante las competiciones, sobre todo con los premios más importantes del mundo. En este caso también se abre la posibilidad de visitar los escenarios fuera de temporada.

   Esta amplia oferta de opciones deportivas para disfrutar en el tiempo libre no ha dejado de crecer en los últimos años. De hecho, en muchos casos se relega a un segundo plano porque acostumbra a ser en temporadas limitadas del año o durante competiciones específicas que duran un período de tiempo reducido. A pesar de ello, ten en cuenta que se trata de uno de los principales motores principales de riqueza en muchos países y en escala pequeña se puede potenciar, ya sea des de las agencias de viajes (con packs especiales) o para las aerolíneas, compañías de transporte privadas y comercios.

0 comentarios